EL PUEBLO DE LA GARRIGA

La Garriga es un bonito y pintoresco pueblo situado a 30 kilometros de Barcelona capital en dirección norte, famoso por la fabricación de muebles, por los embutidos como la "Butifarra"de La Garriga, por la industria textil, por las tenerías de curtidos de pieles, por sus aguas, tanto frias como termales y también por la fiesta del Corpus con las famosas alfombras de flores, que inundan las calles de colores. El agua termal que emana de su subsuelo a mucha temperatura, es de efectos minero-medicinales, siendo aprovechada por dos balnearios muy famosos. Es el pueblo dondé nací, crecí y he trabajado siempre, vine al mundo en una casa situada en la calle principal, (en la habitación señalizada con una flecha),al lado de dos bellos edificios modernistas, uno la ferretería y lampistería Casa Reig y al otro lado, haciendo esquina con la Plaza Santa Isabel, la majestuosa casa donde nació el famoso arquitecto Manuel J, Raspall, artifice de los edificios modernistas de La Garriga, Cardedeu, L'Ametlla del Valles, etc. en la antigua carretera de Vic y en la actualidad, calle de los Baños,( la que fuera via romana), nombre dado por haber tenído varias casas de baños públicos y foco principal del agua termal ya que en aquel tiempo, los niños nacian en la misma casa paterna, ayudados por una comadrona. El paso de los romanos por La Garriga dejó diversos yacimientos y monedas, una de la cuales,un Lauro iberoromano de bronce, del siglo II aC, fué hallada en los años 80 por mi hijo Jaume y por mi, en unos terrenos de una persona del pueblo, donde se supone que hubo algún asentamiento romano. La Garriga está muy bien comunicada por la autovia que va de Barcelona a Vich y por ferrocarril, además de autobuses de línea. El clima seco y los bosques que lo rodean, hacen que sea un pueblo muy acogedor y sano. También La Garriga fué tristemente popular por el bombardeo a que fué sometida durante la guerra civil española por una escuadrilla italiana que causó muchas víctimas entre la población civil y por el aeródromo que se construyó en las fincas de Rosanas y C,an Fernandez llegando hasta el término de Llerona, donde mi abuelo Jaime trabajó en su construcción con el carro y el caballo y en el traslado de la munición que llegaba al campo de aviación hasta donde se guardaba y almacenaba,cosa que me había contado en diversas ocasiones, no en el famoso polvorín inexistente y que tantos rios de tinta se han vertido, contando histórias inciertas como que unos tubos de hierro que sobresalen del bosque son las ventilaciones del supuesto polvorín y que en realidad no son otra cosa que unas prospecciones que se realizaron entre los años 70 - 80 para seguir una veta de agua de un pozo de la finca. Fueron unos tiempos muy difíciles para el pueblo de La Garriga y que nunca se olvidarán.

Moneda Lauro encontrada en La Garriga
Vista del pueblo de La Garriga en el año 1.840 cuando tenía 2.000 habitantes.
Vista de La Garriga finales de 1.800
Calle de los Baños y casa donde nací
Colegio de San Luis Gonzaga de La Garriga donde cursó sus estudios el autor.
Vista multiple de La Garriga
Vista de La Garriga moderna
Portada del programa de la fiesta mayor de La Garriga del año de mi nacimiento 1.947
Anuncio del cine Alhambra del año 1.947 después de las reformas.

AGUAS VILANOVA

La captación de Aguas Vilanova, se encuentra en la zona de C,an Vilanova, una casa situada en un enclave muy tranquilo y que da nombre al barrio, lindante con el torrente de la Mesquita en cuyo cauce se encuentra la mina de captación de las aguas, torrente arriba y con varios pozos de registro en su largo recorrido. La compañía de aguas Vilanova fué creada por don Tomás Nualart  a principios de 1.800 y desde entonces suministra agua a una parte muy importante del pueblo de La Garriga, siendo de una gran pureza al manar de la roca de sablón. El deposito de almacenamiento y desde donde se suministra el agua, esta en el patio de la casa de C,an Vilanova, hasta donde llegaba la mina y terminaba en una fuente que llenaba el deposito y una balsa, hoy ya en deshuso, aprovechandose solo para el deposito. La regulación del agua de cada abonado, dependiendo de lo que pagáran, era por médio de plumas de agua, las cuales se controlaban por medio del citado aforo y con la ayuda de un plumero, un artilugio con diferentes orificios calculados para poder dar los litros de agua concertados en cada casa.  Era un sistema arcaico y que tenía la desventaja que cuando el depósito del abonado estaba lleno, el resto de agua que seguía entrando, se vertía al desague, no aprovechandose. Hoy en dia con los contadores y las boyas, ya no existe este problema.

Libro de las aguas de Don Tomas Nualart de principios de 1.800
Grifo de aforo para controlar el caudal del agua contratada por el usuario.
Plumero gigante para el control del agua de la mina de Aguas Vilanova
Detalle de la placa del plumero

El abundante caudal que salía de la mina de C,an Vilanova, era controlado por medio de un Plumero de considerables dimensiones y que como podemos ver, podía medir hasta 115 plumas de agua mas las que salían por el rebozadero lateral,esto con la ayuda de un accesorio que se colocaba en un soporte debajo del rebozadero. Cada orificio era de un caudal determinado, grabado en la misma placa y que con la ayuda de unos tapones, se podía ajustar el plumero a la cantidad de agua que afloraba para así poder calcular los litros o metros cúbicos suministrados por la mina y saber de lo que se podía disponer para las acometidas solicitadas. Para esta medición, no se usaba ningún tipo de bombeo para impulsar el agua si no que se aprovechaba la propia inercia dada por el desnivel de la mina. En la época veraniega, como es natural, el caudal disminuia mucho en relación a la época invernal, por lo que se tenía que hacer un cálculo promedio para no tener problemas con los suministros contratados. Esta agua de caracteristicas muy similares a las de la captación del Agua Fournier ( ambas provenientes del Montseny) la hacían muy codiciada. Este plumero con una antiguedad de mas de doscientos años, fué recuperado por mi padre Joan Terricabras cuando ya no tenía utilidad por estar en muy mal estado y que estaba destinado a la destrucción, corrian los años 60 y mi padre de profesión Lampista, Fontanero o bien Hojalatero, en catalán Llauner, decidió recuperarlo, repararlo y dejarlo otra vez en condiciones. Ahora, después de 50 años, lo he vuelto a encontrar en un rincón del taller y como un pequeño homenaje a mi padre, he decidido restaurarlo tal y como me había enseñado el, al que le encantaba el trabajar la chapa de zinc, de cobre o de hierro, ya que antiguamente todos los utensilios metálicos como cubos, regaderas, medidas para el vino o el aceite, embudos, canales, etc. los fabricaba manualmente en el taller, con mucho acierto y maestría. Era uno de los oficios,como tantos otros, en proceso de extinción.

Plumero para medir el caudal del agua en los aforos construido por mi padre Joan Terricabras
Libro que trata de las aguas de La Garriga de los años 1.800
Anuncios de 1.947
Cartel de propaganda de los productos Blancaflor fabricados por La Blavi en La Garriga
Pastilla de jabón fabricado en La Garriga con agua termal, de una fragancia extraordinaria.
Mi abuelo Jaime con el carro engalanado durante la celebración de una fiesta.

FABRICA DE BEBIDAS CARBONICAS DE PEDRO FIGUERAS

En La Garriga, aprovechando las grandes cualidades del agua de la mina de C,an Vilanova,proveniente de las montañas que rodean el pueblo, la familia Figueras fundó una fábrica de bebidas carbónicas que fué pasando de padres a hijos hasta hace pocos años en que fué absorbida por otra empresa. Era una empresa familiar y donde la fórmula para la realización de la gaseosa, era totalmente secreta, siendo una de las bebidas de la época con mas renombre en la comarca por su calidad y buen gusto. El éxito de los sifones también residía en las magníficas cualidades del agua empleada, siendo totalmente natural sin tratamientos adicionales.

Gaseosas Figueras en caja de madera
Sifones Figueras en caja de madera
Balneario Blancafort de aguas termales
Lámina del Balneario Blancafort del año de su construcción en 1.840
La Garriga y las aguas termales de Blancafort
Balneario Blancafort galería de baños termales
Vista general del pueblo de La Garriga donde se hacía referencia a las aguas termales.
Fábrica de curtidos de Acabados del Vallés en La Garriga construida en 1.969.La furgoneta que se ve a la izquierda de la foto,era la primera que tuvo mi padre para el trabajo de instalador.
Manatial del agua Fournier en las afueras de La Garriga
Plumero de agua Fournier construido en latón, podía medir hasta 5 3/4 plumas de agua.
Placa metálica que llevaban los triciclos de reparto.
Fiesta del Corpus con las alfombras de flores una de las tradiciones mas antiguas del pueblo
Corona electrificada de la virgen del Asilo Hospital construida por mi padre Joan Terricabras en los años 30, en principio funcionaba con pilas de 1,5 Voltios de larga duración.
Caricatura de Pedro Borrell Fumadó dibujada por Sacha Blancafort en el año 1.961

Pedro Borrell Fumado, fué un ingeniero jefe quimico,que trabajó en los inícios de la empresa Asland en el Clot del Moro de La Pobla de Lilllet, proyecto que realizó su padre José Borrell, llevando el control de los diferentes yacimientos y analizando los materiales que se encontraban, anotando todo en los dietarios y libros de campo,que reflejan todo elproceso que se realizó en su dia para poder poner en marcha esta gran empresa, tal como se refeja en la abundante documentación encontrada. Muy aficionado a la radio y también intimo amigo del que fuera uno de los mas grandes pioneros de la radio en España, Agustin Riu, con el que mantenía correspondencia. Pedro Borrell fué propietario de una bonita torre en la Garriga, muy cerca de mi casa y donde tenía varios aparatos de radio repartidos por las diferentes estancias, siendo una de ellas, la famosa ARTES AR-3, aparato del que se fabricaron muy pocas unidades y de un diseño futurista, que siempre me había fascinado. Su biblioteca estaba llena de libros de radio y electricidad, además de quimica, que a pesar de los años transcurridos, he podido salvar y conservar , además de otras documentaciones y fotografías muy interesantes de la construcción de la primera fábrica de Asland en la Pobla de Lillet, un edificio modernista muy singular e impresionante dedicado a la fabricación del cemento Portland.

Fábrica Asland de La Pobla de Lillet
Libreta de registro de Pedro Borrell
Cálculos de las mezclas del cemento Portland
Parte de la documentación de la fábrica Asland del Clot del Moro en La Pobla de Lillet
Album de fotografías del montaje de tuberias y maquinaria en la fábrica Asland del Clot del Moro en La Pobla de Lillet.
Parte de las libretas de campo de cálculos y analisis de los yacimientos en la Pobla de Lillet

LA GARRIGA Y LA GUERRA CIVIL

Bala de la guerra civil con la fecha grabada de 1.936 procedente del campo de aviación de Rosanas.
Casquillos de bala hallados en el campo de La Garriga
Caretas anti-gas usadas como protección en caso de bombardeo en el campo con bombas de gases.
Teléfono de magneto para comunicarse de un lado al otro del campo de aviación.
Teléfono de pilas que comunicaba la casa de C.an Fernandez con la entrada de la finca situada delante de La Masia en la Ametlla del Vallés, para controlar el acceso al campo.
Restaurante el Canario de la Garriga